martes, 5 de agosto de 2008

No entiendo nada. O sí. Mejor dicho lo entiendo todo; lo entiendo y lo predije. Los errores muchas veces no son lo que parecen. Muchas veces no erramos por lo que socialmente está mal visto, sino que hay otra cagada detrás de ese acto que nadie ve nada más que tú. Algo que por otro lado, no tiene importancia socialmente, pero para tí ha sido el verdadero fallo.
Se dicen frases que caen por su propio peso. Se prometen cosas que suenan vacías en el mismo momento de pronunciarlas. Por un instante se nos va la cabeza imaginando un mundo más allá de la repetitiva realidad. Y tras ese instante nos situamos en el momento en que descubrimos esa cosa que para nosotros es el verdadero error.

2 comentarios:

-F osca dijo...

espero q este post se te ocurriera antes q el de la foto del beso jajaajaja

entiendo de q hablas.
palabras vacías... hay q esquivarlassssss

glog dijo...

Pero te equivocas a pesar de todo. Quizás en el fondo quieres cometer errores. (llego desde fosca :P)